Los avances en odontología son evidentes en la actualidad, por lo que lucir la mejor sonrisa está al alcance de todos. El tratamiento mediante ortodoncia es el más empleado, ya que corrige todos aquellos defectos que nos impiden un correcto uso de nuestra dentadura, así como los que imposibilitan una buena imagen.

La especialidad odontológica de ortodoncia es aquella que se encarga de la corrección de los dientes que no están posicionados adecuadamente, lo que les impide morder bien unos contra otros y hacen difícil su adecuada limpieza. Además, una mala dentadura por estas causas es más susceptible de padecer caries y enfermedades periodontales. Otro factor muy importante es el de la imagen, pues unos dientes incorrectos nos impiden lucir nuestra mejor imagen. Es por ello que la ortodoncia es una herramienta fundamental para mostrar nuestra sonrisa más bonita.

Las claves para saber si necesito una ortodoncia

Si creemos que nuestra dentadura podría mejorar y además notamos problemas en la mordida y a la hora de limpiar nuestros dientes, es posible que necesitemos de una ortodoncia, por lo que antes de nada deberemos hacer una visita a una clínica dental, ya que es solo nuestro dentista u ortodoncista el que está facultado para indicarnos si necesitamos tratamiento de ortodoncia. Aún así, si notamos algunos de los siguientes efectos, es muy posible que así sea, por lo que deberemos consultar con nuestro especialista cuanto antes:

-Mordida cruzada.- Notamos que los dientes superiores no caen de forma adecuada por delante de los inferiores anteriores o lo hacen por fuera de los dientes inferiores posteriores.

-Sobremordida.- Cuando las coronas de los dientes anteriores superiores cubren casi en su totalidad a las coronas de los dientes inferiores.

-Apiñamiento.- Si nuestros dientes son demasiado grandes para quedar de forma óptima en el espacio que ofrecen los maxilares.

-Desplazamiento de la línea media.- Si la línea imaginaria que divide en el centro a los dientes anteriores superiores no está correctamente alineada con la de los dientes inferiores.

Estos son algunas de las principales causas por las que podemos necesitar una ortodoncia, pero existen más que nos indicará nuestro dentista.

Cómo funciona el tratamiento con ortodoncia

 Existen distintos tipos de tratamiento, pero la ortodoncia con aparatos fijos es aquella que incluye un sistema de bandas, alambres y brackets. El proceso de funcionamiento es el siguiente: fijación de las bandas alrededor de los dientes, para lo que se usa el aparato como anclaje; los brackets se cementan en el frente del diente y, por último, los alambres del arco se pasan a través de los brackets y se atan en las bandas, de tal manera que se ejerce presión sobre los dientes, que se moverán progresivamente hacia la posición correcta.

Si te apasiona el mundo odontológico y quieres ser tú la persona capaz de indicar a un paciente las pautas para el mejor tratamiento de su ortodoncia, puedes formarte como higienista bucodental en Colegio Ruzafa. Obtendrás todas las pautas para que puedas trabajar con los pacientes y ayudando al odontólogo en todas las intervenciones que requiera en la clínica dental.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Subscribete a Nuestro Newsletter

Recibirás información, ofertas y descuentos esclusivos, prácticas...

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This