No se te quedan las cosas por más que las estudias? ¿Lees y lees algo y no lo memorizas? Si te pasa eso es que quizás tus hábitos de estudio no sean los correctos.

A estudiar, como a tantas otras cosas, se aprende. Desde luego, hay quienes parece que se les da mejor desde que son pequeños. Otras muchas personas, sin embargo, pueden desarrollar hábitos de estudio y estrategias para conseguir sacar el mayor provecho de las horas de trabajo y de estudio frente a los apuntes.

En este artículo vamos a repasar una serie de consejos que puedes ir adoptando en tu rutina para poder estudiar de una mejor manera. Desde cosas tan básicas como tener una rutina hasta otras menos obvias como la configuración de lugar de estudio. Si no eres de los que se les da bien de forma innata… ¡Aquí tienes algunos consejos!

¿Cómo sacar el mayor rendimiento a tu estudio?

1. Rutina. La rutina de estudio es fundamental para conseguir la motivación para ponernos a estudiar. Una vez que nos habituamos a esa rutina podemos seguir estudiando sin parar y sin que nuestra capacidad de atención se vea mermada. Cuando acostumbramos a nuestro cuerpo a estudiar a determinadas horas, lo que estamos haciendo es que en esos momentos del día nos resulte más fácil retener la información. ¡Ponte una rutina ya mismo!

2. ¿Escribir o hablar? Lo cierto es que diferentes estudios hablan de la existencia en los seres humanos de diferentes tipos de inteligencia. El ser mejores o peores en uno de ellos puede hacer que nuestros hábitos de estudio varíen. Por ejemplo, hay a quién se le da mucho mejor retener los datos cuando los lee y los procesa de forma visual mientras que otros pueden conseguir mejores resultados si leen en voz alta la lección y se les queda. Si necesitas repasar la lección delante del espejo no dudes y hazlo.

3. ¿Solo o acompañado? Para ciertas personas el mejor estudio es el estudio en solitario. Hay muchos estudiantes a los que el hecho de estudiar en soledad les permite concentrarse mejor y evitar otro tipo de extracciones. Sin embargo, como en todo, existen personalidades. Otras personas pueden considerar que el estudio es mucho más provechoso si se hace en compañía de gente. Esto puede motivarnos a competir entre nosotros de manera sana y a apoyarnos el uno en el otro cuando la fuerza de voluntad flaquea. ¿Cuál es tu caso?

4. Pausas. Estudiar durante 8 horas sin hacer ninguna pausa es un error. Intenta, siempre que vas a estudiar, hacer una pausa cada 45 minutos o cada hora. Esto permitirá que en tu mente se fije mucho mejor lo que has aprendido y retenido durante el tiempo de estudio.

5. Esquema. Aprender algo de memoria es realmente difícil. Si queremos estudiar de la mejor de las maneras, lo que debemos hacer es entender lo que estamos intentando retener. Si quieres organizar mucho mejor todo tu conocimiento lo que puedes hacer es probar a hacer un esquema de la lección que estás estudiando. ¡Te organizarás mucho mejor y te quedará todo mucho más claro!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Subscribete a Nuestro Newsletter

Recibirás información, ofertas y descuentos esclusivos, prácticas...

You have Successfully Subscribed!

Pin It on Pinterest

Share This