El hecho de que la población española esté cada vez más envejecida nos va dejando pistas sobre las profesiones que tendrán una mayor demanda en un futuro próximo. La tasa de natalidad se ha reducido bruscamente y las mujeres que se deciden a ser madres cada vez lo hacen más tarde. Ante este panorama una de las mejores opciones es realizar un curso de atención sociosanitaria para poder atender a esas personas que no podrán valerse por sí mismas.

Recientemente en Castilla La Mancha se amplió el número de viviendas para atender personas con problemas de salud mental. Quienes sufren trastornos mentales necesitan una atención integral y una atención socio-sanitaria de calidad por lo que se está invirtiendo dinero en ello. También se han reformado las viviendas para que las personas que sufran de movilidad reducida tengan una mejora en su calidad de vida. Llevando a cabo un curso de atención sociosanitaria tendremos la satisfacción de poder ayudar a gente necesitada de apoyo.

En el curso de atención sociosanitaria se estudian 4 módulos y finalmente se llevan a cabo unas prácticas PNL. El primer módulo trata de apoyo en la organización de intervenciones en el ámbito institucional. Lo que se persigue en este módulo es adquirir las competencias para ayudar en las actividades diarias de los usuarios del centro. También se trata de tener constancia de los espacios de los centros y de sus condiciones de seguridad con el objetivo de que el bienestar de los usuarios sea el máximo. Se deberán conocer una serie de protocolos para un funcionamiento óptimo.

El segundo módulo es la intervención en la atención higiénico-alimentaria en instituciones. Se busca que los usuarios estén en condiciones de higiene adecuadas y para ello ayudarles siempre que no lo puedan realizar por ellos mismos. También se trata de mantener el lugar en el que habitan en buenas condiciones, prestando atención a la temperatura, luz, y niveles de ruido aceptables.

El tercer módulo se centra en la intervención en la atención sociosanitaria en instituciones. Se trata de colaborar a la hora de observar y explorar al usuario y también de aprender a prepararlo en el supuesto de que hubiera que trasladarlo o movilizarlo. En este módulo nos explicarán cómo debemos actuar en situaciones de emergencia y el procedimiento a seguir a la hora de limpiar y esterilizar material sanitario.

El cuarto y último módulo estudia lo referente al apoyo psicosocial, atención relacional y comunicativa en instituciones. La temática principal de este bloque consiste en analizar y comprender el lenguaje verbal y no verbal a la hora de comunicarnos con los usuarios. Se trata de facilitar la comunicación al máximo y aprender a conocer también los trastornos del habla. Los ejercicios para estimular a los pacientes que sufran Alzheimer también forman parte importante de este módulo.

Por último, las prácticas en PNL van a servirnos para conocer mejor el funcionamiento del cerebro y saber cómo gestionar nuestras emociones. No cabe duda que hacer un curso de atención sociosanitaria va a sernos de gran utilidad.

 

Pin It on Pinterest

Share This

Subscribete a Nuestro Newsletter

Recibirás información, ofertas y descuentos esclusivos, prácticas...

You have Successfully Subscribed!