Las farmacias se han abierto a un mundo inimaginable de productos, que en otra época ni se pensaba serían parte de las estanterías y que tuvieran el mismo tratamiento de un medicamento. Pero los modelos de negocio en la rama farmacéutica han migrado a integrar productos que son identificados con el bienestar. Una palabra muy amplia que dio cabida a cremas dermatológicas, jabones, alimentos saludables, alimentos para niños con características específicas, entre otros, estos son conocidos hoy día como productos de parafarmacia.

Las parafarmacias al no tener una regulación legal del estado y al poder ofrecer junto a estos productos los insumos y medicamentos tradicionales de una farmacia se ha abierto todo un abanico de oportunidades de ofrecer más productos y más servicios. Es cada vez más común ver que estos establecimientos se conviertan es especie de minimercados que compiten incluso con grandes cadenas de supermercados, donde incluso se realizan impulsos de grandes marcas para aprovechar un nicho que crece cada día más, por tratarse de lugares más intimistas e incluso de ventas personalizadas.

Los productos de belleza encabezan la demanda

Entre los productos más vendidos en las parafarmacias se encuentran las cremas dermatológicas para tratamientos de belleza o bien tratamientos considerados de mantenimiento. Entre esas cremas se puede ubicar un espacio para bronceadores y fotoprotectores que aumentan su venta en estaciones como la primavera y el verano. Dentro de ese mismo rubro se encuentran también las cremas complementarias a la cosmética como las utilizadas para retirar el maquillaje.

Otro grupo de productos que resultan con muy buena salida en las parafarmacias son los productos para el cabello. Desde los champú y acondicionadores convencionales, hasta los especializados para atacar síntomas e incluso enfermedades propias del cuero cabelludo. Además se incluyen, tratamientos para el cabello, tintes, aceites, fijadores como laca, gelatina y ceras. Junto a ellos podríamos categorizar los accesorios para el cabello como peines y coletas.

En tercer lugar tienen una fuerte salida los alimentos prescritos para alimentación infantil sobre todo los que son ricos en soya y está descartada la lactosa en ellos, en lo que estos lugares son expertos. Y junto a ellos se han abierto espacio los productos identificados como fitness o sin gluten. En contraposición los dulces y chocolatinas también tienen cabida dentro de esta categoría incluso para competir

Una subcategoría podría abrirse dentro de los productos que vinculan a la infancia, y estos son los pañales con marcas muy diversas y que atienden incluso a especificaciones medicas, biberones, chupetes, y los preparados antipiojos.

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This

Subscribete a Nuestro Newsletter

Recibirás información, ofertas y descuentos esclusivos, prácticas...

You have Successfully Subscribed!