Es frecuente que a la hora de ponernos a estudiar lleguemos a agobiarnos con facilidad. Si no llevamos una rutina de estudio es cuando a última hora comienzan a entrarnos las prisas al ver que tenemos gran cantidad de materia por estudiar y nos queda poco tiempo. Al no ser capaces de distribuirnos el tiempo vamos acumulando cada vez más cosas para estudiar y solo cuando vemos que se acercan las fechas de los exámenes es cuando solemos ponernos las pilas.

No debemos olvidar la importancia del sueño en lo referente al estudio. Es imprescindible que durmamos 8 horas diarias para poder rendir perfectamente a lo largo del día. Si nos pasamos la noche estudiando llegaremos al examen con sueño y malestar y es muy fácil que lleguemos a confundir conceptos. Es aconsejable antes de irnos a dormir que demos un breve repaso a lo aprendido durante ese día, nos va a servir para que nuestro cerebro asiente lo aprendido mientras dormimos.

Las 10 técnicas de estudio que llevar a cabo en casa:

  1. Hacerse un horario: se trata de tener claro el número de materias que tenemos y el tiempo libre. Organizarnos para poder repasar todas las materias antes de los exámenes y de esta forma que no nos asalten las preocupaciones de última hora. Es mejor empezar siempre estudiando las asignaturas que menos nos gustan o que nos resultan más complejas.
  2. Elaborar fichas con todos los temas: las fichas son muy útiles ya que en ellas podemos condensar lo más importante de la materia y son fáciles de llevar a cualquier parte, podremos repasar en el metro o en el bus mientras esperamos la llegada a nuestro destino.
  3. Subrayar siempre lo más importante: puede parecer algo muy básico pero si nos encargamos de subrayar lo principal de lo que hemos de aprender asimilaremos antes los conceptos.
  4. Procurar esquematizar: cuando nos encontremos con materias con demasiada información es importante que hagamos esquemas para poder extraer lo principal. Mientras hacemos los esquemas iremos familiarizándonos con el contenido. Esta es una de las técnicas de estudio más conocidas.
  5. Emplear mapas conceptuales: son tremendamente útiles ya que a primera vista veremos los conceptos principales y como guardan relación con el resto de elementos. Gracias a estos mapas tendremos todo el tema ante nuestros ojos en un simple folio.
  6. Procurar que el ambiente en casa sea el adecuado: nada de estudiar con la televisión puesta o en un sitio que no entre la suficiente luz y estemos incómodos. Si nos encontramos bien en nuestro lugar de estudio obtendremos mayor concentración.
  7. Repasar cada día lo aprendido con anterioridad: aunque sea por un corto espacio de tiempo, volver a leer lo que aprendimos días atrás nos va a ayudar a refrescarlo y saber que lo seguimos teniendo asimilado en nuestra memoria.
  8. Saber dividir nuestro tiempo correctamente: tenemos tiempo para todo, para estudiar, para divertirnos y para descansar. Lo que hemos de hacer es aprender a gestionarlo.
  9. Intentar autoevaluarnos para saber si hemos aprendido la materia: ya sea mediante tests, o ejercicios o incluso que algún amigo o familiar nos haga preguntas sobre lo estudiado. Es un buen método para saber si lo estamos haciendo correctamente.
  10. Buscar ayuda externa: si nosotros solos no nos vemos capaces de hacerlo quizás deberíamos probar con clases de repaso. Siguiendo los 10 consejos para afrontar las clases de repaso saldremos airosos de ellas y con buenos resultados en los exámenes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This

Subscribete a Nuestro Newsletter

Recibirás información, ofertas y descuentos esclusivos, prácticas...

You have Successfully Subscribed!